7496765660_c8476ecf26

Casi 60.000 personas de otras provincias encontraron trabajo en Madrid

La Comunidad de Madrid ha presentado en el primer trimestre del año un saldo positivo de 32.580 trabajadores, que resulta de la diferencia que existe entre las personas que han abandonado la comunidad en el primer trimestre del año por motivos laborales (27.369) y las que entran con un contrato (59.949), según un informe de Randstad realizado a partir de los datos recogidos en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

El perfil mayoritario de los trabajadores que se desplazan es el de un hombre de entre 25 y 44 años, con estudios secundarios, que se dirige a ocupar puestos en las actividades relacionadas con el turismo, el comercio y en la construcción.

En este estudio se contabilizan las entradas provinciales (contratos en una determinada provincia a personas que están domiciliadas en otras); y las salidas provinciales (contratos a las personas que estando domiciliadas en una provincia se desplazan a trabajar a otra).

Durante el primer trimestre de 2013 la contratación en toda España implicó movilidad interprovincial experimentó una disminución del 21,64 %  respecto al trimestre anterior, un 5,41 % si se compara con el mismo periodo de 2012.

Evolución trimestral de la movilidad

El descenso de este tipo de contratos en los primeros meses del año se reflejó también en la tasa de movilidad entre provincias, fórmula que mide la proporción de contratos que implican desplazamiento (entran y salen) sobre los contratos que afectan al territorio (permanecen, entran y salen). Así, de enero a marzo de 2013 la tasa de movilidad interprovincial se situó en el 11,53 %,  un valor inferior al 12,22 % del trimestre anterior.

Randstad ha detectado que Madrid es una de las cuatro comunidades autónomas que registran un saldo positivo de 32.580 trabajadores entre las personas que han abandonado su lugar de residencia en el primer trimestre del año por motivos laborales y las que entran con un contrato. Durante este periodo, 27.369 personas han tenido que desplazarse fuera de su entorno para encontrar empleo. Por otra parte, el índice de ciudadanos que ha encontrado un trabajo en la Comunidad de Madrid roza los 60.000 empleados.

En cuanto a la variación entre trimestres, se ha producido una evolución negativa que se manifiesta con la misma intensidad en las dos variables de movilidad analizadas. Randstad ha detectado una disminución de las personas que han encontrado trabajo fuera de la Comunidad de Madrid que alcanza el 14 %, al mismo tiempo que también ha apreciado una caída del 16 %  en el número de personas que han llegado a Madrid con un trabajo.

Aun así, Madrid sigue siendo el eje sobre el que gira la mayor parte de la movilidad geográfica provincial en España, seguida de Barcelona.

En la capital,  el número de trabajadores que entraron fue un 13,9 % menos , y que salieron un 15,7 %. Si se analiza únicamente la emisión, es decir, las contrataciones de las personas que salieron de su ciudad para trabajar en otra, el informe constata que se redujo el número en todas las provincias sin excepción.

En lo relativo a la recepción, sí que se produjo un incremento de las contrataciones de los trabajadores que entraron, aunque solo en dos provincias; Huelva, con un aumento del 85,3 % de las contrataciones en la provincia de personas procedentes de otras zonas, y Soria, que creció un 6,2 % en este sentido.

Publicado por

E. Sánchez

Adicta a salir de la zona de confort y un tanto obsesionada con contar qué eso y por qué está ahí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *