Esposos

El amor puede con todo, hasta con la enfermedad de Alzheimer

EspososAlzheimer, una enfermedad mortal para quien la sufre pues poco a poco va arrebatando los recuerdos a quien la padece. Es difícil luchar contra ella, pero Matt Muircroft lo tiene claro rendirse no es una opción posible, pues está en juego el bienestar de su gran amor, su esposa Julie.

Durante 30 años los esposos vivieron en Berkshire, pero cuando Julie enfermó Matt decidió que era el momento de regresar a su ciudad natal, Motherwell, Lanarkshire,  con el fin de estar más cerca del resto de su familia.

Esposos 2La enfermedad de Alzheimer estaba provocando una fuerte depresión y ataques de ansiedad a su esposa por los cambios que la rodeaban, tanto internos como externos por su traslado. Por ello, Matt se armó de paciencia y decidió poner fin al tormento de su amada.  Así que antes de mudarse redecoró el departamento nuevo para hacerlo similar al que abandonaban.  De esta manera, la casa quedó con el mismo aspecto que la anterior. Un trabajo muy difícil y plagado de detalles que según él mismo ha indicado ha sido el más importante de toda su vida.

El hombre es un reconocido decorador que se ha encargado de proyectos como el Castillo de Windsor y la Capilla de San Jorge para la boda del príncipe Eduardo y Sophie Rhys -Jones en 1999.

En el 2009 Julie supo su diagnostico: Alzheimer. Su abnegado marido lejos de derrumbarse lo abandonó todo para dedicarse en cuerpo y alma al cuidado de su mujer y hacerla feliz cada día, pese a su enfermedad. Así, han luchado desde entonces  con ayuda de la organización Alzheimer Scotland.  De hecho, fueron ellos los que le advirtieron a Matt que los cambios podrían afectar al ánimo de Julie.

Matt se puso manos a la obra e hizo acopio de su extensa experiencia en este ámbito y dio forma al que sería el reto más importante de su vida profesional, conseguir que Julie volviese a sonreír. Y así fue, ella no tuvo cambios negativos y ahora ambos viven cómodos en su nueva casa.

 

Publicado por

S. Fernández

Periodista por vocación, fiel amante de las letras y la poesía. Las redes sociales y el buen cine, mis aliados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *