anciana

Anciana festeja sus 100 años con un ‘stripper’

Hoy en día contemplar a alguien desnudo no es nada inusual, pero hace unos años sí. Era impensable que una mujer pudiese ver a un hombre ligerito de ropa si no era su esposo. Y a quien se le ocurriese saltarse esta norma no escrita era repudiada por la sociedad que la rodeaba e incluso para muchas podía causar mucho más que un divorcio. Y si no que se lo digan a Doris Deaherdie, una mujer que ha vivido reprimida la mayor parte de su vida pero que ahora, a sus 100 años, ha decidido dar rienda suelta a sus deseos.

¿Y cómo lo ha hecho? Para todos aquellos que estén pensando mal sabed que la mujer sólo ha dado gusto a su vista y es que ha recibido un regalo muy especial por haber llegado a los 100 años.  En un primer lugar Deaherdie disfrutó de un presente que su hija le había regalado, un paseo en helicóptero y allí la anciana le pidió al piloto que se quitara la ropa, pero este se negó.

Ante esta desilusión que se llevó la señora, su hija decidió compensar a su madre y regalarle la oportunidad de ver a un hombre desnudo. Así que la llevó a un bar de Retford (Inglaterra) y contrató un stripper que bailó para la mujer.

 

Publicado por

C. Marín

Esclavo y aprendiz de la tecnología, intento comprender para explicar, desgraciadamente unas veces con más éxito que otras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *