sanidad madrid

El contacto piel con piel entre el recién nacido y su madre, beneficia a ambos

El Hospital Universitario Príncipe de Asturias ha mejorado la atención neonatal poniendo en marcha una práctica que beneficia tanto al recién nacido como a su madre, sobre todo en aquellos partos que se realizan por cesárea. Se trata del contacto piel con piel, una posibilidad que se llevará a cabo siempre que la situación clínica de ambos lo permita. De esta forma, los niños que nacen por cesárea, son colocados sobre la madre durante los dos primeras horas de vida.

El contacto piel con piel facilita las interacciones madre-hijo a través de estímulos sensoriales, como el tacto, el calor y el olor. Además, favorece el inicio de la lactancia materna y mejora la adaptación inicial del recién nacido al medio ambiente y reduce su ansiedad. En el caso de que no se pueda juntar a la madre y al bebé nada más después del alumbramiento, el procedimiento de piel con piel se pondrá en marcha cuando los médicos consideren oportunos porque la salud de ambos está estabilizada.

sanidad madridEsta iniciativa ha sido incorporada al Hospital Universitario Príncipe de Asturias, en Alcalá de Henares, en el momento que este centro sanitario se adhirió a la Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia (IHAN); un programa puesto en marcha por la Organización Mundial de la Salud y UNICEF para mejorar la calidad asistencial del ingreso de las madres y sus hijos.

Publicado por

M. Rozalen

Periodista adicta a la actualidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *