Bingo Canoe

Bingo Canoe de Madrid

El bingo Canoe se ubica en el paseo de la Castellana, nº 93 de Madrid, en la zona de Tetuán. El teléfono del establecimiento es el 915. 550. 791. Este es uno de los bingos más populares de la zona, y también uno de los más completos.

El bingo es muy fácil de localizar, pues está situado frente al Santiago Bernabéu. En él no falta nada desde las máquinas de azar y de bingo, hasta otro recinto amplio donde hay un montón de televisiones y mesas para apostar en partidos de fútbol y otros acontecimientos deportivos.

El bingo está catalogado según las opiniones de los usuarios como uno de los más grandes de Madrid, de hecho muchos opinan que es el más monumental. Siempre está concurrido y por ello, los premios son muy atractivos. Además, el Canoe ofrece también la posibilidad de degustar una deliciosa comida o cena por un precio bastante asequible. Los cartones para “echar” una partidita cuestan siempre 2 €. Un coste excelente para retar cada semana a la diosa Fortuna.

Los jueves además el Canoe ofrece una posibilidad muy suculenta que le ha granjeado grandes visitas y es que este día se convierte en inolvidable, puesto que se ameniza de tal forma que deja gran huella en el público, por lo que irremediablemente regresan. Quizá el ingrediente añadido de invitar a la 1ª copa ayude mucho a la hora de escoger el bingo en el que se pasará la noche.

Otros usuarios comentan que aunque la comida y la bebida están muy bien los precios son a su juicio bastante  elevados. Por lo que recomiendan simplemente consumir agua. Pero el gran atractivo de este bingo son las máquinas tragaperras y una sala dedicada a las apuestas deportivas.

Esta última sala es un gran añadido para el bingo pues consta de una sección de apuestas deportivas. De esta forma, se puede tomar un aperitivo a la vez que sigue la liga deportiva y se apuesta sobre los resultados.

Canoe, un bingo que hace historia en Madrid, cuyo ambiente es inmejorable. No sólo por la compañía del resto de desconocidos con los que  se compite sino también por los empleados, cuya simpatía y amabilidad destaca con sobresaliente. Así, uno convierte una noche o tarde que en principio pintaba sobria en una apetecible experiencia en la que la diosa Fortuna pone a prueba a cualquiera. Con ese toque de tensión extra que es el ir tachando los números del bingo, hasta que, por fin, conseguimos que nuestra voz se alce sobre la del resto proclamándonos vencedores.

Publicado por

S. Fernández

Periodista por vocación, fiel amante de las letras y la poesía. Las redes sociales y el buen cine, mis aliados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *