Chocolate

El boicot de Hazte Oír contra Telecinco

La plataforma Hazte Oír ha emprendido un boicot contra Telecinco presionando a marcas relevantes para que dejen de publicitarse en el programa Campamento de Verano. Esta organización ultraconservadora está inspirada en la doctrina de movimientos religiosos como el Opus Dei y los Legionarios de Cristo.

De esta forma, unas 11 marcas han sucumbido a las presiones que la plataforma ha ejercido sobre ellas y han decidido dejar de anunciarse en el espacio televisivo perteneciente al Grupo Mediaset España. Entre las marcas que han optado por no plantar cara a Hazte Oír destaca: El Corte Inglés, Nestlé, Danone, Balay, Burger King, Mutua Madrileña, McDonald’s, Orange/Amena, Minute Maid e ING Direct.

El ataque contra la cadena se inició tras un “castigo” que el programa le impuso a una de las participantes, Noemí Merino, quien debía darse un baño de chocolate. Un acto que pretendía ser gracioso pero que ha sido aprovechado por Hazte Oír para iniciar una campaña de acoso contra el programa desprestigiando la imagen pública de Telecinco e impidiendo que la cadena de Mediaset rentabilizase su programa de telerrealidad.

No obstante, no todas las marcas se han dejado arrastrar por esa marea de imposiciones, Coca-cola ha resistido y se ha negado a dejarse llevar. Así lo ha demostrado su presidente Marcos de Quinto a través de Twitter en respuesta a los comentarios de un usuario: “Pides que retire la publicidad de los programas que la gente libremente ve porque ‘son basura’, ¿quién determina que lo son?”. Asimismo, al tuit de @EduardoRubioM que le escribió: “@MarcosdeQuinto Frenar a Telecinco. Es vuestra obligacion moral”, el presidente le contestó: “No @EduardoRubioM, mi obligación moral es impedir que nadie imponga su moralidad a otros limitando las libertades y reinstaurando la censura”.

No es la 1ª vez que la plataforma decide imponer su visión e increpar a las empresas para que les respalden, hace ya unos años instó a los ciudadanos a no comprar felicitaciones de Navidad de UNICEF ya que según denunciaban, “parte de los beneficios que obtiene esta ONG por su venta se destinan a financiar acciones que atentan contra el derecho a la vida y la dignidad de las personas, tales como acciones abortivas, edición de libros destinados a niños que informan sobre educación sexual bajo un punto de vista hedonista, o bien promueven campañas de esterilización entre mujeres jóvenes”.

¿Hazte Oír o hazme oír? Resultan confusas las verdaderas intenciones de esta plataforma que en más de una ocasión ha impuesto su moralidad, o al menos lo ha intentado, para frenar a espacios como Sálvados y El Intermedio. 1º fue el turno de UNICEF, luego El Corte Inglés y ahora, Telecinco. ¿Quién será su próxima víctima?

Publicado por

C. Talón

Periodista. Creo que sin curiosidad no hay movimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *