abrazos

Buenas relaciones aportan buena salud

¿Es posible mantener relaciones estables y duraderas?

La comunicación es la base fundamental en las relaciones no solo para expresar los sentimientos sino también para estrechar vínculos verdaderos.

Para que las relaciones prosperen es necesario potenciar cualidades como la sinceridad, la confianza, la paciencia y el amor. Convivir socialmente ayuda a varias personas a afrontar los desafíos y los estados emocionales. Pero, en algunas ocasiones, muchos se sienten solos aún teniendo un gran círculo de amistades.

abrazos No es tan importante la cantidad como la calidad de las relaciones que se establecen. Debido a situaciones de la vida hay personas que se inclinan al aislamiento y entonces éste puede producirse por la ausencia de la familia, por falta de tiempo para las amistades y en otros casos por el uso constante del ordenador y del móvil, factores que coartan la comunicación personal y ocasionan un vacío. ¿Pero que es ese aparente vacío interior? ¿Falta de amor?En el mundo de las relaciones la fuerza principal es el Amor. Las muestras de afecto son adecuadas para combatir los estados emocionales como la ira, el temor y la soledad. Estas emociones no solo pueden sanarse con relaciones personales estrechas y de calidad, sino que está comprobado el beneficio que en ellas ocasiona un abrazo, una caricia, un cariño. El afecto y la ternura son pilares fundamentales para mantener un buen estado de salud mental.

Mary Baker Eddy, pionera de la relación Mente-cuerpo y autora del libro Ciencia y Salud llegó a la conclusión que: “El afecto humano no se prodiga en vano, aunque no sea correspondido. El amor enriquece nuestra naturaleza, engrandeciéndola, purificándola y elevándola”. En sus escritos, Eddy también llega a la conclusión de que el Amor es la fuente de la salud y es el mejor antídoto para combatir las enfermedades.

 Un punto vital para las relaciones es preservar los pensamientos de amor que impulsan acciones de respeto y cariño y palabras que cultivan el bienestar. Un ejemplo de esto es reconocer y afirmar lo bueno que está al alcance de cada uno. La palabra afirmación proviene del latín affirmare, que significa “estar firme, dar firmeza”.

Las afirmaciones mentales llenas de amor promueven la purificación de los pensamientos y conducen a las buenas acciones que deseas. Humberto Maturana, un notable biólogo chileno doctorado en la Universidad de Harvard, habla sobre las relaciones en la biología del amor: “Una persona crece y se desarrolla con salud cuando vive en el Amor y en este amor hay un Yo que reconoce a un Tú y los dos tienen un lugar de respeto”.

Pero, ¿qué hacer cuando se hace difícil relacionarse con una persona?

Si aparecen diferencias en la relación con los demás existe un enfoque espiritual para combatirlas, partiendo del reconocimiento que existe una única Mente amorosa que gobierna a todos armoniosamente. Esta es una poderosa herramienta mental que anula todo aquello que pretende perturbar en la consciencia individual. Con ese pensamiento disciplinado, la tormenta se disipa y puedes vislumbrar en la relación la presencia del verdadero Amor.

Cada mirada dulce, cada apretón de manos cariñoso, cada beso sincero, cada sonrisa humilde es una expresión del Amor. ¡Puedes sentir ese Amor infinito a tu alcance!

Publicado por

M. Damiani

Escribo acerca de la salud y el bienestar desde una perspectiva espiritual y soy del Comité de Publicación de la Ciencia Cristiana en España, que ofrece a cada lector la posibilidad de un cambio desde el interior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *