Senado

Busque a Wally en el Senado…

¿Han probado buscar a Wally en el Senado? Prueben, seguro que está ahí…, con el resto de elefantes políticos moribundos de los que nunca más se supo.

A pesar de que es reconocida la nula utilidad del Senado, ahí sigue, a fin de dar vueltas y marear las iniciativas parlamentarias ya cocinadas en la Cámara Baja y adonde regresarán, en última instancia. Pero también para albergar, cual cajero automático por las noches, a los políticos ‘desahuciados’. Si hay un político que acabó mal sus horas de carrera, búsquelo ahí.

Ante una sociedad apolítica y desconocedora del entramado de las estructuras llamadas democráticas, la élite gobernante va colando todo lo que puede. Así, siguen proclamándose ‘senadores por Designación Autonómica’, que no pasan por las urnas y que es un pacto de silencio entre partidos, para elegir cada uno sus residuos políticos en los Parlamentos Autonómicos. En ese cajón de-sastre se encuentran todos aquellos que ya no pasarían la ‘prueba del algodón’. O, dicho de otra manera, que de aparecer en las listas de sus partidos llevarían a éstos a la ruina electoral. “¡Pues pál Senado se ha dicho!

Es curiosa la condición política, que no humana… Parece que a pocos parlamentarios, cuando llega el fin de sus días de gloria, se les ocurre dedicar su retiro y lo que deberían ser sustanciosos ahorros de una carrera más que bien remunerada a reinvertir en la sociedad, en lugar de aspirar a seguir ‘chupando del bote’ – que se dice -. Ello, mientras se pierden puestos de trabajo, se realizan bárbaros recortes y el dinero público se funde – el sueldo de estos senadores también los paga la población ahogada -. Si Ana Torroja montó un bar y Norma Duval el ‘Punto Roma’, ustedes también pueden, señorías…

Publicado por

Anna PC

Periodista. Esperando que la Democracia deje de ser el mismo Feudalismo de siempre, maquillado de libertades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *