Un buen día lo tiene cualquiera

Eso es lo que ponía en un letrero que encontré ayer paseando por la Casa de Campo. El letrero decía “Si te saludan, contesta que no cuesta ná”, y en la parte inferior izquierda, casi como pidiendo perdón, añadía: “Un buen día lo tiene cualquiera”. Me pareció casacampo3  encantador y si me apuras hasta revolucionario. Porque es verdad, un buen día lo puede tener cualquiera a pesar de la situación política y económica colectiva y personal en la que vivimos boqueando, un día sí y otro también. Y es curioso porque tener un buen día no depende de ningún modo de las cosas por las que en general nos preocupamos de forma absurda. Más bien al contrario.

casacampoSi, por ejemplo, adoptas una actitud del tipo “ya escampará si quiere”, te pones los cascos con música y te marchas a pasear con tu perra, la mía es preciosa y se llama Lua, por la Casa de Campo y te dedicas a fijarte en los árboles que justo ahora están echando sus ramas verdes, escuchas con atención a los pájaros o subes tu mirada al cielo para ver las nubes, te das cuenta de que efectivamente un buen día lo puede tener cualquiera. Y si además cuando dices hola, o buenos días, un perfecto desconocid@ te contesta, entonces no puedes evitarlo y sonríes, a pesar de todos y de todo.

casacampo2

Publicado por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *