Catherine Zeta Jones

Catherine Zeta Jones regresa a casa tras unas semanas ingresada por su trastorno bipolar

La gran pantalla convierte a las estrellas de Hollywood  en personas deseadas e inalcanzables, pequeñas diosas a los ojos de todo mortal alejado del objetivo de las cámaras y de la alfombra roja. Pero, en muchas ocasiones la realidad se impone y las muestra como realmente son, personas de carne y hueso tan vulnerables como el resto. No obstante, sus problemas por pequeños que sean llaman mucho más la atención porque están en el ojo de mira de los medios de comunicación.

Por ello, el anuncio que ha lanzado este martes Michael Douglas ha causado gran revuelo, en él comunicaba que su esposa Catherine Zeta Jones, de 43 años, ha regresado a casa tras pasar las últimas semanas ingresada en una clínica de Los Ángeles para tratar su trastorno bipolar.

La actriz manifestó por 1ª vez los síntomas hace más de 20 años, pero en los últimos 2 se ha agravado hasta el punto de que necesitó ser controlada en un par de ocasiones. La 1ª  vez que se dio a conocer esta enfermedad en la artista fue en 2011 a causa del estrés acumulado por el cáncer de garganta que padeció su marido.

Douglas ha manifestado que está muy orgulloso de su mujer pues está haciendo un gran esfuerzo para volver a estar estable.

Este tipo de trastorno bipolar se caracteriza por cambios en el estado de ánimo, alternando etapas de depresión con otras de hiperactividad e irritabilidad. La actriz padece episodios leves de una actividad frenética y abatimientos severos. Es una enfermedad incurable.

 

Publicado por

S. Fernández

Periodista por vocación, fiel amante de las letras y la poesía. Las redes sociales y el buen cine, mis aliados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *