8560602591_e4b1becbbb

Los comentarios que se publican en Facebook pueden enviarte a la cárcel

La red social de Facebook aunque tiene el objetivo primordial de la interacción, en muchas ocasiones la libertad de expresión se ha pagado cara puesto que numerosas personas han sido condenadas por publicar ciertos comentarios. Véase algunos casos:

Un joven texano Justin Carter de 19 años fue encarcelado en febrero por un comentario sarcástico al que se calificó de amenaza terrorista. No obstante el juez le permitió salir en libertad si pagaba una fianza de 500.000 dólares (381.068 €). Podría haber pasado 8 años en la cárcel.

El joven publicó: “Voy a disparar en una escuela llena de niños y me comeré sus corazones mientras todavía estén palpitando”.

Matthew Woods de 19 años y perteneciente al Reino Unido fue condenado a 3 meses de cárcel por publicar un desafortunado comentario sobre 2 niñas desaparecidas: “Me desperté esta mañana en una caravana con dos hermosas niñas”.

Organizar una revuelta en Inglaterra mediante Facebook no es buena idea. Jordan Blackshaw de 20 años y Perry Sutcliffe-Keenan de 22 intentaron hacerlo y fueron condenados a 4 años de prisión.

Paula Asher de 18 años bromeó sobre un accidente que tuvo con el coche contra un vehículo con 4 adolescentes. El juez la condenó a no usar Facebook y al negarse ésta fue enviada 2 días a la cárcel por desacato.

El joven de 18 años Cameron D’Ambrosio publicó unos versos en Facebook y aunque fue detenido por “amenaza terrorista” el juez no lo condenó.

En Bangladés Muhammad Amin Ruhul Khandaker fue condenado a 6 meses de prisión por desear que el primer ministro de su país falleciese en un accidente de tráfico.

David Voelkert recibió una petición de amistad de una joven hermosa, pronto descubrió que en realidad se trataba de su exmujer y realizó una declaración jurada ante un notario en la que puso: “Estoy mintiendo a esta persona para obtener una prueba fehaciente de que se trata de mi exesposa que intenta volver conmigo”.

Cuando le dijo a la joven que había colocado un dispositivo GPS en el coche de su exmujer para encontrarla y matarla, el hombre fue detenido. Pero al presentar la declaración jurada inmediatamente fue puesto en libertad.

 

Publicado por

S. Fernández

Periodista por vocación, fiel amante de las letras y la poesía. Las redes sociales y el buen cine, mis aliados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *