Cuidados del cuerpo a cada edad | SALUD

Descubre qué cuidados necesita nuestro cuerpo a cada edad

Se acaba el verano y toca quitarnos de encima los excesos que hemos cometido. No obstante, la salud va mucho más allá. Por eso, es importante saber que dependiendo de nuestra edad, nuestro cuerpo necesita unos cuidados determinados.

La piel es una de las cosas que más tenemos que cuidar si no queremos envejecer prematuramente y que se nos estropee. Una piel cuidada es la clave para disfrutar toda la vida de un rostro bonito y minimizar al máximo las temibles arrugas. La doctora María Castellanos, médico adjunto del Servicio de Dermatología de la Clínica de la Luz, gestionada por idcsalud, nos explica que durante la veintena y la treintena tenemos que estar muy pendientes de dar a nuestra piel la hidratación adecuada y no olvidarnos nunca de salir de casa sin protección solar. Lo más inteligente sería utilizar alguna crema hidratante con factor de protección solar.

Es a partir de los 40 cuando hay que empezar a tomarnos enserio la batalla antiarrugas. Por ello, debemos aplicarnos diariamente una crema antiarrugas y el contorno de ojos. Según explica la doctora Castellanos, si somos constantes minimizaremos los posibles descuelgues de la piel en edades más avanzadas. A partir de los 60 es cuando deberemos empezar a utilizar las cremas despigmentantes para unificar el tono de la piel y evitar las antiestéticas manchas. Si no hemos sido constantes a lo largo de nuestra vida, habremos perdido la batalla contra las arrugas.

Cuidados del cuerpo a cada edadPor su parte, el doctor Miguel Sánchez Encinas, jefe de Urología del Hospital Rey Juan Carlos, también gestionado por idcsalud, explica que no sólo una correcta alimentación y unos hábitos saludables nos ayudarán a disminuir los riesgos de padecer problemas cardiovasculares, sino que también nos ayudarán a evitar problemas urológicos. A partir de las 30 es cuando debemos de empezar a concienciarnos sobre abandonar algunos hábitos perjudiciales para nuestra salud como son fumar o beber alcohol en exceso. A partir de los 40 debemos controlar nuestra dieta para no pasarnos de nuestro peso y evitar los problemas derivados de la obesidad y con la llegada del medio siglo debemos empezar a controlar la cantidad de sal que ponemos en nuestras comidas.

La vista y nuestros ojos es otra de las partes de nuestro cuerpo que más debemos controlar conforme vayamos sumando años. Durante los 30 y los 40 debemos controlar las horas que pasamos frente al ordenador para evitar las molestias que esto supone. En estos casos, las lágrimas artificiales son nuestro mejor aliado para mantener nuestros ojos hidratados. A partir de los cuarenta, tenemos que prevenir la aparición de la vista cansada y revisar la graduación con más asiduidad. Cuando llegamos a los 50 y, sobretodo, a los 60 aparecen las cataratas, la degeneración macular o glaucomas, por lo que hay que acudir periódicamente a la revisión con un especialista.

Lo que no hay que olvidar cada año de nuestra vida es que hay que decir adiós a la vida sedentaria. Practicar algún deporte o realizar algún tipo de ejercicio con asiduidad es la clave para tener una vida larga y sin problemas cardiovasculares.

Publicado por

M. Rozalen

Periodista adicta a la actualidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *