Coca Cola ERE

La plantilla de la embotelladora de Coca-Cola aprueba un restructuración ‘sin despidos’

La restructuración de la plantilla  llevado a cabo por Coca-Cola Iberian Partners, la empresa que se encarga del embotellado de Coca-Cola, ha finalizado con ‘cero despidos’ y con adscripciones ‘voluntarias  y mayoritarias’ de sus empleados, según  el presidente de Coca Cola Iberia, Marcos de Quinto.

El ERE ha afectado a aproximadamente 1.000 empleados y en los últimos meses ha generado un gran ruido mediático. Finalmente, y tras muchas negociaciones, los trabajadores han firmado un acuerdo que incluye  la prejubilación, las bajas voluntarias o la recolocación en otras factorías. Los empleados de 58 años con un salario bruto de 59.000 euros recibirán esta misma cifra hasta la jubilación, con una revaloración anual del 1 % y un 94 % de la base de cotización, por lo que mensualmente recibirán 2.700 euros.Coca Cola ERE

9 de cada 10 trabajadores han dicho sí a un acuerdo que refleja, además, que los empleados menores de 56 años que ahora perciben  57.000 euros brutos anuales y con una antigüedad de 15 años, reciban una indemnización de 123.000 euros y la opción de recolocar a los trabajadores. Con un sueldo de 50.000 euros y un nuevo salario de 35.000, los trabajadores obtendrán una indemnización lineal de 15.000 euros y una ayuda para alquiler de 500 euros al mes en dos años.

A pesar de que el 90% de la plantilla se ha adscrito definitivamente de manera voluntaria a la oferta de la empresa, la restructuración de la plantilla ha finalizado con el despido de 235 trabajadores de la planta de Fuenlabrada (Madrid) que no se han querido sumar de forma voluntaria al plan de ajuste presentado por el embotellador único en España. Es decir, cerca de la mitad de la plantilla de Fuenlabrada, integrada por 500 trabajadores, perderán su trabajo.

Coca-Cola, nueva estructura

El objetivo de la empresa con esta nueva estructura es que la empresa gane en competitividad y recupere una rentabilidad que ha perdido, una situación que se ha agravado por la crisis económica.  La recesión económica ha provocado una caída en ventas del embotellador. Desde 2008, la producción de Coca-Cola Iberian Partners ha caído un 14 % en cajas y más de un 4 % en litros, según Marcos de Quinto, presidente de Coca Cola Iberia.

Actualmente la compañía asegura que ninguna de las 11 embotelladoras llega al 80 % de su capacidad productiva. Por ello, el nuevo modelo presentado distribuirá las plantas en la periferia de la península, en base a una estructura circular, un sistema que generará unos ahorros anuales de 53 millones de euros, según estimaciones de la propia compañía.

Publicado por

A. Garrido

Periodista. Dando mis primeros pasos e intentando no tropezar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *