pueblo

España, un país que se vende por aldeas

Cada vez son más los extranjeros que quieren hacerse con un trocito de España y compran pueblos abandonados, viviendas rurales e incluso granjas prácticamente en ruina.

Tal y como publica El Mundo, este tipo de inversiones se están convirtiendo una moda en auge. Durante los últimos meses, los británicos, alemanes, belgas y noruegos han dominado el mercado de la compra de pueblos fantasmas.
El Instituto Nacional de Estadística afirma que esta nueva tendencia es una oportunidad única para salvar aldeas que se encuentran condenadas a desaparecer y que de esta forma servirán para promover el turismo rural.
“Entre un 15% y un 20% de los compradores, las adquieren como inversión”, señala Rafael Canales, gerente del portal Aldeas Abandonadas.

Tal y como comenta Canales, también son muchas las personas que compran estas aldeas seducidas por  “la tranquilidad que pueden tener en esos sitios, por ejemplo, para retirarse a vivir en el campo cuando se jubilan”.

Publicado por

P. Moreno

Periodista incansable, apasionada de los animales, la TV, el cine y los retos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *