frank cuesta mujer

Frank Cuesta: “La madre de mis hijos se está pudriendo en la cárcel”

Frank Cuesta, el carismático presentador de Frank de la jungla, continúa con su incansable lucha por sacar a su mujer, la ex modelo tailandesa Yuyee Alissa, de la cárcel tailandesa donde esta privada de libertad desde que la condenara por tráfico de drogas. Desde que saltara la noticia a los medios de comunicación, el presentador inició una intensa campaña en sus redes sociales para tratar de ganar apoyos y firmas para poder recurrir la condena a 15 años de prisión de la madre de sus hijos.

frank cuesta mujerEn uno de sus últimos comunicados en su página oficial de Facebook, el presentador y activista en favor de los derechos de los animales, ha expresado su máxima preocupación por el estado de salud de su mujer desde que entrara en prisión. “Esto es un autentico calvario no para mi, pero para Yuyee… No sé ya realmente quién es bueno y quién es malo en esta historia. Lo único que se es que la madre de mis hijos se esta pudriendo en una cárcel tailandesa y yo estoy a 10.000km sin poder hacer nada. Mis hijos lo están pasando fatal porque tienen que estar solos con una señora que apenas conocen mientras podrían estar con su madre. Yo creo que si lo lee alguien con cierto poder… le diría ENOUGH IS ENOUGH! Gracias por estar ahí a las 4 todos los días y por el apoyo… cada vez que me conecto me motiva y ayuda a no mandarlo todo a tomar por el culo”, declaraba el presentador.

A pesar de la situación por la que atraviesa su vida personal, el presentador ha vuelto al trabajo para grabar los nuevos episodios de su programa Wild Frank, en Discovery Max.”Me tengo que ir a currar, no queda otra. Tengo a un equipo de grabación esperándome dos semanas sentados al borde de un desierto. Dejaré Tailandia, a mi mujer en la cárcel, a mis hijos con una señora que he contratado y con el abuelo“, confirmó el propio Frank.

 

Publicado por

M. Martínez

Licenciada en Periodismo en la Universidad CEU Cardenal Herrera y Community Manager.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *