Hitler

Hitler se inyectaba semen de toro y era adicto a la cocaína

Adolf Hitler, un hombre conocido por todos pero desconocido a la vez. Pues, aunque cualquiera tiene conocimiento de sus acciones en el plano profesional, pocos saben quién era el dictador en su vida personal. ¿Escondía algo? Según un documental de National Geographic, el alemán tuvo una vida llenada de adicciones. Ciertamente no es oro todo lo que reluce.

Ese, a quien tantos han temido a lo largo de los años por la sola mención de su nombre llega hasta nuestros días como un recuerdo que generalmente suscita impotencia, rabia, tristeza y desesperación. Un hombre que imponía respeto con tan sólo una mirada. Pero, ¿cómo era en su vida privada?

Quizá fuese por su ajetreada agenda o el estrés al que estaba sometido por su labor de “limpieza” para preservar una raza aria alemana superior al resto, pero lo cierto es que este dictador consumía más de 80 fármacos. Algo preocupante dado que la mayoría contenían anfetaminas, morfina, veneno para ratas e incluso, cocaína, según recoge el Mail Online.

Unas insólitas revelaciones que han sido extraídas tras examinar de forma exhaustiva los informes de su médico personal, Theodore Morrell. En ellos queda patente que Hitler era un maníaco depresivo, hipocondríaco, aterrorizado de padecer cáncer, paranoico por los resfriados y el contacto sanguíneo.

De hecho, el objeto de consumir cocaína se debía a una obsesión por limpiar sus fosas nasales y aliviar sus problemas de garganta. Además, usaba gotas oculares que contenían un 10 %  de esta sustancia.

Su obsesión abarcaba también a la imagen de “superhombre” que se creó en torno a él. Por ello, con el objetivo de continuar siendo un modelo de virilidad perfecta se inyectó semen de toro para elevar su líbido. Asimismo, el dictador padecía padecía Parkinson y graves problemas hepáticos. Tras leer estas conclusiones parece que ese “superman”, no era sino una sombra de lo que se veía, un hombre como el resto de los mortales o incluso, peor.

Publicado por

S. Fernández

Periodista por vocación, fiel amante de las letras y la poesía. Las redes sociales y el buen cine, mis aliados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *