cama

Muere tras ser obligado a mantener relaciones sexuales con sus 6 esposas a la vez

“La avaricia rompió el saco”, este refrán viene como anillo al dedo para Uroko, un próspero empresario nigeriano originario de Benue, al este del país. Un hombre que deseó abarcar más de lo que podía, y es que no contento con tener una o dos esposas decidió aumentar el número hasta un total de 6. Algo que se convirtió en su peor pesadilla y triste final, puesto que provocó un motín entre sus desposadas, quienes no aceptaban que las dejase fuera del acto sexual y lo obligaron a yacer con las 6 a la vez.

Sí, tal y como suena, parece una broma pero no lo es. Quizá muchos o muchas sonrían al leer estas líneas, pero Uroko no experimentó placer alguno al verse forzado a mantener relaciones sexuales con sus 6 mujeres, quienes lo dejaron completamente exhausto. Tanto, que durante el coito exhaló su último suspiro.

El hombre decidió pasar una noche con su esposa más joven, pero las 5 restantes se rebelaron y no aceptaron más su situación. Así pues tomaron cartas en el asunto y justo cuando comenzaba el romance las desposadas irrumpieron en la habitación con cuchillos en mano y le exigieron que mantuviera sexo con las 6, pero al mismo tiempo.

Al terminar la última mujer se percató de que el esposo no respiraba. Ahora, 2 de las mujeres del nigeriano han sido acusadas de homicidio. ¿Pasará lo mismo con el resto? O por el contrario se librarán de la pena, puesto que al fin de cuentas no hicieron otra cosa que yacer con su esposo.

Publicado por

S. Fernández

Periodista por vocación, fiel amante de las letras y la poesía. Las redes sociales y el buen cine, mis aliados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *