campaña travestidos

Iranís travestidos contra una condena sexista

El castigo de un juez de Marivan, una ciudad cerca de la frontera entre Irán e Irak, ha desatado la polémica en la web después de que condenara a un hombre a desfilar por la calle vestido con ropa de mujer, en concreto con el traje tradicional kurdo. Además de las protestas de los grupos de derechos humanos de las mujeres locales y de algunos parlamentarios, se ha iniciado una campaña en contra de esta acción degradante para las mujeres que consiste en que hombres de todo el mundo publiquen fotos de sí mismos travestidos.

Las instantáneas se publican en Facebook en una cuenta que lleva por nombre “Ser mujer no es humillante y no debe considerarse un castigo” que actualmente cuenta con más de 9.300 me gusta y a la que se han cargado más de 200 imágenes. A pesar de las protestas, las autoridades del país no se han disculpado públicamente y las fuerzas de seguridad de Irán han criticado la campaña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *