María Escario hace balance de su recuperación del ictus

María Escario: “Haber sufrido un ictus me ha cambiado la vida”

La periodista y popular presentadora de TVE, María Escario, sufrió hace 2 años un ictus que le cambió para siempre la vida. Ahora, la periodista hace balance de todo el proceso y recuerda cómo fue la recuperación, larga y llena de obstáculos. La periodista madrileña ha cumplido 54 años y recuerda en una entrevista con el diario El Ideal, cómo vivió aquél día en el que en medio de una gala de los Premios TP de Oro empezó a sentir un intenso dolor en la nuca que, horas después, se identificó como uno de los síntomas de un derrame cerebral.

María Escario hace balance de su recuperación del ictus“Cuando llegué ala gala y pasé por el photocall empecé a sentir un dolor muy intenso en la nuca que me descompuso todo el cuerpo. Se me iban los ojos, vomitaba y me sentía muy mal. Notaba que me estaba muriendo y mi ex jefe, Fran Llorente, me obligó a ir al hospital”, confiesa María. “En ese momento decidí marcharme a casa pensando que solo eran migrañas pero, pasadas las horas, me di cuenta de que el dolor no desaparecía“, continúa.

La periodista cuenta que el primer ataque le vino a las 8 de la tarde y que no fue hasta las 6 de la mañana cuando decidió ir al hospital. “Me dirigí a la Fundación Jiménez Díaz y cuando le contó al médico lo que me pasaba puso en marcha un protocolo de urgencia”, cuenta María. “Tuve la fortuna de que en la Fundación Jiménez Díaz cuentan con una Unidad de Neuroradiología de altísimo nivel donde me trataron de forma exquisita. Es más, cuando me dieron el alta me fui llorando a casa, había dejado a muchos amigos en ese hospital”, apunta.

“Me hicieron un escáner con contraste y un escáner normal, además de un cateterismo desde la femoral hasta el cerebro y después me ingresaron en la UVI. El diagnóstico era claro: había sufrido un accidente vascular en forma de ictus“, cuenta. A partir de ese momento comenzó la recuperación del derrame cerebral, que según cuenta se encontraba en una zona muy delicada. “Yo salí adelante gracias al poco tamaño del ictus y por la buena atención médica que tuve”, narra María.

Da la casualidad que la periodista nació en la Fundación Jiménez Díaz el 18 de diciembre de 1959 y, 52 años después, ingresó para que le curaran de un ictus. “Volví a nacer en la Fundación Jiménez Díaz“, cuenta emocionada. Y, desde entonces, ha sido necesaria una recuperación que ha pasado por llevar una vida más saludable. “Ya no fumo y me controlo mucho el colesterol. Además, intento tomarme las cosas con más calma, evitar los momentos de tensión y de estrés y, sobre todo, no llevarme los problemas a la almohada”, sentencia María Escario.

Publicado por

S. Calderón

Periodista, amante de la comunicación, el marketing y el deporte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *