miley cyrus felacion

El show pornográfico de Miley Cyrus

Cuando pensábamos que ya lo habíamos todo, llega Miley Cyrus y nos sorprende. La ex Hannah Montana, que ha decidido dar un giro radical a su imagen para alejarse de la imagen de niña buena y llegar a un público más amplio y adulto, acaba de sobrepasar el límite de lo provocador y erótico para convertirse en un auténtico show para mayores de 18 años. Desde su actuación subidita de tono en los pasamos premios MTV, Miley ha ido superándose en cada una de sus apariciones públicas hasta conseguir que su polémica actuación junto a Robin Thicke pase a ser un juego de niños.

La sorpresa la daba en su último concierto en Londres. Tras un parón en la gira de conciertos debido a una reacción alérgica, la cantante se subió al escenario londinense miley cyrus felaciondispuesta a dejarse todo en él, hasta la vergüenza y el pudor. En un momento de su concierto, la artista sorprendía a sus miles de seguidores (entre los que se encontraban niños y niñas, que se niegan a creer que la dulce niña Disney ha desaparecido por completo) sacando un muñeco hinchable al escenario. Ni corta ni perezosa, la intérprete de Wrecking Ball comenzó un show digno de aparecer en la sección X del videoclub. La joven comenzó a simular escenas de sexo explícito con el muñeco, llegando incluso a practicarle una felación, para sorpresa y estupor de todos los presentes.

Por si esto fuera poco, la artista dejó al muñeco en el suelo y se subió sobre él, acariciándolo, chupándolo por todas partes e, incluso, cabalgando sobre él. Para finalizar su show erótico, la cantante apareció con un gran pene de juguete. Elegancia en estado puro. A partir de ese momento, poco importaba la música y la voz de Miley. Los numeritos sexuales y las escenas X se convirtieron en los verdaderos protagonistas del show, que debería comenzar a catalogarse con 2 rombos.

https://www.youtube.com/watch?v=EPP7lM0Zaag

Publicado por

M. Martínez

Licenciada en Periodismo en la Universidad CEU Cardenal Herrera y Community Manager.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *