Nuggets

Mujer golpea salvajemente a un trabajador por no tener ‘McNuggets’

La comida rápida te puede volver loca, es un placer al que muy pocos se resisten. Deliciosa, pero peligrosa en abundancia porque no son alimentos sanos para una dieta equilibrada. Pero como se suele decir, “una vez al año no hace daño”. El momento único en el que tu paladar siente esa infinidad de sabores, no tiene precio. No obstante, ¿y si te arrebatasen ese instante?

Frustración, pena, tristeza, rabia, desesperación y finalmente, aceptación. Estos son los procesos por los que pasamos cuando nos es negado algo que deseamos con ímpetu. Bueno, generalmente. Hay casos como el que acontece en el vídeo en el que la aceptación no es una opción posible.

Una mujer de Toledo (condado de Lucas, Ohio, EE.UU.) acude a un establecimiento de McDonald’s para comprar McNuggets. Hasta aquí todo normal. El horror se desata cuando el trabajador que la atiende le responde: “Son las 10.30 am, nosotros no servimos el servicio de Chicken McNuggets a esta hora”.

La mujer extrañada le pregunta: ¿por qué no? Y el empleado asombrado le contesta porque no. La clienta insatisfecha con la imposibilidad de dar respuesta  a su antojo decide tomar la batuta de la situación y sale del coche. Lo que al principio son sólo palabras amenazantes pronto se convierten en acciones cuando el trabajador la incita con un “saca tu “delgado” cuerpo del coche”. Y eso hizo.

“Quiero arrancarte la cabeza del cuerpo”, gritaba la clienta al tiempo que propinaba fuertes golpes al trabajador y le amenazaba. “Me voy a comer tu cara y luego voy a digerirla”. Tras un arranque violento de furia, la mujer comienza a lamentarse de su mala suerte al grito de “quiero comerme mis McNuggets”, “quiero comerme mis McNuggets”. El trabajador exasperado contesta: “Vamos, ¿qué quieres que te dé una parte de mí?”.

Una vez que el hombre consigue cerrar la ventana y dejar fuera a la mujer, ésta comienza a aporrear el cristal lastimándose gravemente las manos. E incluso, lanza un objeto y rompe la ventana. El empleado desesperado le grita: “Voy a llamar a la policía porque estás fuera de control”. Finalmente la mujer replica que se va a marchar a otro supermercado a por su comida y se aleja con su vehículo.

http://youtu.be/LF0IhyAasWw

Publicado por

S. Fernández

Periodista por vocación, fiel amante de las letras y la poesía. Las redes sociales y el buen cine, mis aliados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *