fantasma mujer

Acusa a un fantasma de intentar violarla y romper su matrimonio

Qué tiemble Iker Jiménez. Sus historias de fantasmas y sucesos paranormales se quedan en simples y curiosas anécdotas al lado del terrible testimonio de Deborah Rawson, una mujer de 48 años de edad afincada en East Yorkshire, Estados Unidos. El diario Daily Mirror se hace eco en sus páginas de este curioso hecho que mantiene en vilo a los investigadores del mundo paranormal. La mujer asegura que un espíritu trato de violarla en varias ocasiones para romper su matrimonio con su marido, que también ha querido participar en la narración de los hechos.

fantasma mujerLa mujer cuenta que, depsués de haber estado limpiando su casa, notó la presencia de varios fantasmas frente a ella. “Acababa de terminar la limpieza. Me senté en la cocina para un descanso y vi una nube de niebla flotando en frente de la ventana de la cocina. Poco a poco, se fueron formando las siluetas de tres desconocidos. Uno de ellos era un tipo bien parecido de unos 30 años, también había una mujer con un vestido rosa y una niña de unos cinco años”, cuenta atemorizada.

A las pocas semanas de este encuentro paranormal, la mujer volvió a ver la presencia fantasmal de este hombre de 30 años, que se arrastraba por el suelo jadeando y se dirigía hacia ella, que estaba tumbada en el sofá. “Yo estaba petrificada. A partir de entonces sentí que él quería algo de mí. Me quitó el vestido y me atrapó en el sofá. Otra noche, cuando casi estaba dormida, el edredón voló y sentí su mano en mi muslo“, continúa.

Los encuentros sexuales con el fantasma no quedaron ahí, tal y como relata Deborah, ya que continuaron repitiéndose e, incluso, la mujer asegura que el espíritu disfrutaba tanto o más que ella. “Hmm, sí, hazme eso”, repetía una y otra vez el espíritu. Los encuentros sexuales cesaron cuando la mujer y su marido acudieron a un exorcista, que expulsó a la presencia del hogar y, desde entonces, Deborah y su marido continúan su feliz matrimonio sin nada ni nadie que se interponga entre ellos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *