caballo

La NASA capta una espectacular imagen de la nebulosa Horsehead

Los astrónomos han logrado fotografiar esta bella imagen cósmica, esta vez bajo luces infrarrojas, con motivo de la celebración del 23 aniversario del lanzamiento del telescopio espacial Hubble, el 24 de abril de 1990, a bordo del transbordador Discovery .

La nebulosa bautizada como Cabeza de Caballo por su semejanza con un caballito de mar, pero de enormes dimensiones, es uno de los elementos del espacio que más atrae a los astrónomos y aficionados al telescopio. Este fenómeno presenta una tonalidad oscura en luz visible, pero se vuelve etérea bajo el influjo de luces infrarrojas, como es el caso presentado.

El resultado de este visionado es una figura de tonalidades rojizas con aspecto bastante frágil, que dista mucho de las imágenes obtenidas con anterioridad.

Esta nebulosa forma parte de la constelación de Orión, situada a 1.500 años luz de distancia de la Tierra. A pesar de la lejanía, esa constelación nutre a los astrónomos de las imágenes más sorprendentes de la inmensidad galáctica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *