alfre32

Arrestado el hombre que disparó a un niño de 11 años porque no le dejaba dormir

Los vecinos del barrio madrileño de San Blas todavía no se pueden creer que en sus calles un hombre de 30 años haya disparado desde una ventana a un niño de 11 porque “no le dejaba dormir”.

El niño, que fue alcanzado en el pecho, tuvo que ser ingresado de urgencia ya que se temió por su vida al alojarse el proyectil junto a la arteria aorta.

El pequeños jugaba con un amigo a la pelota en una zona peatonal cuando, de repente, uno de ellos recibió un impacto en el pecho y cayó al suelo.

Rápidamente se solicitaron los servicios médicos de urgencia quienes trasladaron al menor hasta un centro hospitalario para su asistencia. Allí, los facultativos constataban que el niño había sido alcanzado por un proyectil y que éste se encontraba alojado junto a la vena aorta por lo que su vida corría grave peligro.

De inmediato, los agentes iniciaron las gestiones oportunas para localizar al presunto autor del disparo. Tras varias pesquisas, los policías sospecharon de José S. A, de 30 años, y vecino del bloque de viviendas.

José había sido tirador selecto del ejército y, en anteriores ocasiones, había increpado y amenazado a los niños que jugaban en la zona porque no le dejaban dormir debido al ruido que hacían. Los investigadores averiguaron que media hora antes de la agresión, el arrestado había llamado la atención a los menores para que no hicieran ruido porque al parecer tenía mucho sueño.

Por todo ello, los agentes procedieron a la localización y detención de José por un delito de lesiones graves. Una vez arrestado, y con la preceptiva autorización judicial, los investigadores practicaron la entrada y registro de la vivienda donde intervinieron 4 carabinas, 8 armas blancas y 65 cartuchos de diversos calibres.

Igualmente, los policías han podido demostrar su participación en el robo con violencia e intimidación ocurrido el pasado 15 de julio de 2012. Ese día, un operario municipal denunció el robo de una máquina sopladora de hojas por parte de un individuo que le amenazó con agredirle ya que “hacía mucho ruido y no podía descansar.

La madre del niño de 11 años ha afirmado que “ha sido horrible” lo que han vivido y ha aseverado que lo que necesita ahora su hijo es “reposo” para recuperarse de la herida que aún tiene en el pecho.

 

 

 

 

Publicado por

P. Moreno

Periodista incansable, apasionada de los animales, la TV, el cine y los retos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *