201759246_cddf743fce

El nuevo tramo de la línea 9 de Metro entrará en servicio la primavera del 2015

El contrato de comunicaciones, control y señalización ferroviaria del nuevo tramo de la línea 9 de Metro entre Mirasierra y la futura estación que se ubicará en la calle Costa Brava, actualmente en construcción, ha sido aprobado por el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid.

Se trata del último contrato necesario para poder poner en servicio la segunda fase de esta ampliación. El consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno, Salvador Victoria, explicó que este contrato supondrá una inversión de 4.3 millones de € e incluye la instalación de todos los sistemas que permiten las comunicaciones con tren y estación desde los Puestos de Mando y entre sí, y todos los sistemas de Control y Telemando de instalaciones y cuartos técnicos de estación y túnel.

También incluye las instalaciones de Señalización Ferroviaria, entre ellas el equipamiento en vía (señales, motores de aparatos de vía, juntas inductivas) y de un enclavamiento electrónico auxiliar en la nueva estación, que controle y gestione los circuitos de vía, distancias y velocidades de protección y conducción automática, para la circulación segura de los trenes, así como la adaptación del software y hardware existentes en la línea y adaptación de las memorias de línea existentes para la incorporación del nuevo tramo.

Este nuevo tramo, que se prevé que entre en servicio en la primavera de 2015, tendrá una longitud de 1.4 kilómetros y conectará el actual final de la línea 9, con la nueva estación de Costa Brava, que será parte integrante de un futuro intercambiador de transportes que conecte con las líneas C3, C7 y C8 de la Red de Cercanías que construirá el Ministerio de Fomento.

Con este proyecto concluye la ampliación de la línea 9 al barrio de Mirasierra, que se ha ejecutado en 2 fases. En la primera se ha ampliado la línea existente en 1.5 kilómetros y se ha construído la estación de Mirasierra, en la Avenida Ventisquero de la Condesa. El proyecto completo supondrá una inversión de 191 millones de € y beneficiará a los más de 50.000 vecinos de los barrios de Mirasierra, Montecarmelo y Arroyo del Fresno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *