edificio de pelo

Un rascacielos cubierto de pelo

Quedan pocas cosas que puedan sorprendernos en arquitectura, pocos proyectos que puedan sorprendernos, pero esta vez el el estudio Belatchew Arkitekter lo ha conseguido. ¿Cómo? Han creado un rascacielos espectacular de 26 plantas, hasta aquí todo normal, pero han decidido cubrirlo de pelo. En concreto un pelo blanco que le da aspecto invernal, propio de una ciudad de hielo y sacada de una película de ciencia ficción.

Lo que llama más la atención es que el pelo no es sólo un recurso estético para llamar la atención, sino que es práctico. Todo el material que recubre la torre genera energía cinética al agitarse con el viento y la transmite a unos generadores que la convierten en electricidad; una electricidad que acabará suministrando el edificio.

Su nombre es Strawscaper y no es un proyecto más que añadir a una lista de imposibles que nunca veremos en la ciudad: ya está construido en Södermalm, Estocolmo. Para ejecutar esta pieza arquitectónica se aprovechó un edificio que su arquitecto original, Henning Larsen, dejó a medias, para cambiarlo radicalmente cubriéndolo de pelo y reduciendo su altura.

Según sus diseñadores este edificio aporta un sistema silencioso, limpio y seguro para sus inquilinos, no es sólo una curiosidad arquitectónica. Sin embargo, plantea algunas dudas como por ejemplo cómo serán las tareas de mantenimiento del abrigo que recubre su estructura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *