Repsol: ¿huida hacia delante?

Los rumores de la venta de la participación de Repsol en Gas Natural coinciden con la publicación en el Wall Street Journal de la intención de la compañía que preside Antonio Brufau de crecer vía compras en Estados Unidos. Según el diario, Repsol estaría buscando una empresa petrolera de mediana capitalización, por la que pagaría entre 5.000 y 10.000 millones de dólares. Esta operación implicaría para la petrolera una mejor valoración entre las empresas de rating que, desde la pérdida de YPF, tienen serías dudas sobre su plan de crecimiento en el medio y largo plazo.

Esta mejora de la valoración tras la compra de una petrolera estadounidense, ofrecería además a la petrolera española mejores condiciones de mercado a la hora de la compra que podría hacerse en metálico y con un intercambio accionarial según algunas fuentes del mercado.

El Wall Street Journal apunta como posibles empresas que podrían ya estar negociando con Repsol una operación a Whiting Petroleum y Kodiak Oil & Gas.  Whiting Petroleum Co es la segunda compañía en exploración y producción de crudo de Dakota del Norte y cuenta con una de las mayores explotaciones en Colorado. Su sede está en Denver y cotiza en el NYSE, en la bolsa de valores de Nueva York al igual que Kodiak, una compañía independiente de explotación y producción tanto de petróleo como de gas natural en la zona de Rocky Mountain, en Montana y también en Dakota del Norte.

No es ninguna novedad que Repsol necesita hacer un movimiento estratégico tras el varapalo de Argentina, en donde la arbitraria expropiación primero de YPF, y el acuerdo después de los argentinos con Chevron –Pemex (socio accionista de Repsol), está colocando en un lugar comprometido al equipo directivo de la española. Paralelamente ya se han filtrado los posibles compradores del 30 % que Repsol tiene en Gas Natural, y que podría tener un valor de unos 4.500 millones de euros, teniendo en cuenta que la capitalización bursátil de GN es de 15.000 millones de euros. Estos supuestos compradores, Temasek, Sinopec y Qatar, tendrían que tener también el visto bueno del Gobierno. Junto a Repsol vendería probablemente un paquete pequeño La Caixa para evitar lanzar una OPA sobre la empresa gasista.

La operación, en todo caso, y a juicio de analistas en Wall Street parece diseñada como un “todo” a dos bandas por Repsol. Es decir, la venta de la participación en Gas Natural y la compra de una petrolera en Estados Unidos. Una operación en la que La Caixa y su presidente, Isidro Fainé, están absolutamente de acuerdo, y que permitiría a Brufau un respiro frente a las críticas de los últimos meses y a las presiones políticas.

Respecto de YPF, Repsol mantiene su estrategia de defensa en los tribunales de arbitraje internacionales, en donde ahora se encuentra con el escollo de PEMEX, miembro del consejo de administración de la española gracias a su participación del 10 %  y , según parece,  a punto de llegar a un acuerdo con el Gobierno argentino para la explotación de parte del campo de petróleo y gas de Vaca Muerta.

Publicado por

P. García de la Granja

Madre de Maria y Pepe. Periodista de Mediaset España. Aterrizando en NYC. Liberal. Economía y finanzas. Opiniones personales. Corresponsal de Tele5.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *