tarjetas caja madrid

Tarjetas de Caja Madrid, paralizadas por Bankia

Bankia fue la entidad encargada de frenar el uso indebido de las tarjetas de Caja Madrid. La manera de actuar de su actual presidente, José Ignacio Goirigolzarri, cuando llegó al cargo se caracterizó por la búsqueda de la transparencia, motivo por el cual decidió encargar la elaboración de una auditoría interna después de que el banco fuera intervenido y rescatado con una inyección de más de 22.000 millones de euros procedentes del Estado.

La auditoría impulsada por Bankia puso de manifiesto el caso de las tarjetas de Caja Madrid, que se centraba en que los exaltos cargos de esta entidad habían empleado dispositivos de crédito entre 2003 y 2012 y lo habían hecho fuera de la ortodoxia bancaria con gastos que no habían llegado a justificarse, como viajes de ocio, clubs y discotecas, restaurantes, tiendas de lujo y un largo etcétera.

Una vez conocido el escándalo de las tarjetas de Caja Madrid, Bankia tomó la decisión de colaborar con la justicia y puso los resultados de la auditoría en conocimiento de su accionista mayoritario, el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) que, posteriormente, envió los datos sobre los hechos a la Fiscalía Anticorrupción. Además, la entidad financiera ha asegurado que continuará con una implicación “proactiva” en beneficio de la justicia y pondrá toda la información a disposición del juez de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, encargado de desarrollar la investigación.

Además, Bankia también ha logrado que su expresidente Rodrigo Rato y los exdirectivos José Manuel Fernández Norniella, Matías Amat e Ildefonso Sánchez Barcoj, devuelvan los 200.000 euros que gastaron de manera injustificada, ya que estos fueron los únicos que lo hicieron a través de tarjetas de crédito procedentes de Bankia. Los consejeros restantes operaron con tarjetas que se habían emitido por la institución Caja Madrid y la exigencia de responsabilidades es competencia de Fundación Caja Madrid, pero no de Bankia.

En este sentido, el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha apuntado en una rueda de prensa que su banco ha hecho “todo lo que tenía que hacer”. “Nos dirigimos a las cuatro personas a las que nos podíamos dirigir para pedirles que devolvieran el dinero y, paralelamente, pusimos en conocimiento toda la información en el FROB, porque es, en definitiva, nuestro supervisor, y la parte correspondiente a Caja Madrid es de la Fundación Caja Madrid”, ha señalado. Tarjetas de Caja Madrid

Por su parte, en Caja Madrid ha dimitido su presidenta, Carmen Cafranga, a pesar de que su renuncia se había solicitado desde la Comunidad de Madrid por haber gastado 175.200 euros en el periodo comprendido entre 2003 y 2012. No obstante, no ha sido ésta la única dimisión, sino que también lo han hecho el director general de Economía de la Comunidad de Madrid, el jefe de gabinete del secretario de Estado de Hacienda, el vocal en la ejecutiva del Partido Socialista de Madrid, el secretario general de UGT Madrid y el secretario de Estudios de CCOO.

Finalmente, Bankia ha señalado su continuidad en la colaboración con la justicia con el objetivo de hacer todo aquello que sea de su competencia para demostrar que es una entidad transparente y competente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *