Luz

Conoce a fondo el mercado eléctrico

El Presidente de Estudio Jurídico Internacional Vicente López-Ibor Mayor ha analizado en un artículo para ABC lo que significa un mercado regulado como el eléctrico y el precio libre de la electricidad.

“Una de las noticias más preocupantes en el orden económico interno es la fuerte subida de la luz a la que nos enfrentaremos en enero. Se hablaba de alzas del 7 % o, recientemente, de más del 11 %. Pero apenas se intenta explicar qué significa un mercado regulado como el eléctrico y, si realmente existe, un precio libre de la electricidad. Veamos.

En el llamado «sistema eléctrico» coinciden dos tipos de actividades, las liberalizadas, en particular la generación y la comercialización, y las reguladas. La contraprestación de las actividades reguladas la fija el Gobierno, mientras que la de las liberalizadas lo fija el mercado. Pues bien, el Gobierno en la reciente reforma del sector ha tratado de reducir el déficit tarifario mediante ajustes en la remuneración de las actividades, aunque de alcance aún no definitivo. Ahora esos ajustes se han visto desbordados.

En primer lugar, por decisiones del propio Gobierno, al no asumir parte del coste eléctrico del ajuste, para evitar incrementos del déficit público. Ademas, hemos observado un incremento muy fuerte del precio de una de las actividades liberalizadas, la generación.

Estas circunstancias ponen de relieve dos conclusiones. En primer lugar que no siempre las decisiones gubernamentales producen el efecto deseado, en especial si se toman en un entorno de discrepancia y enfrentamiento entre todos los sectores afectados. Así, las medidas para reducir el déficit tarifario pueden provocar o mayor déficit o un aumento significativo.

En segundo lugar, que parecen existir  indicios de que el mercado no actúa de forma plenamente neutral. Y esto sería inaceptable. Si el mercado no asigna adecuadamente recursos por adecuadas señales de precio, la CNMC ya debería haberse estrenado porque revelaría algo muy preocupante: que el mercado no funciona como debería, ya sea por una situación de aislamiento energético y de oligopolio, o porque algunas decisiones sean resultado de intentos de compensar las medidas gubernamentales. Pero a estas horas más que de síntomas deberíamos estar hablando de hechos concretos. Los consumidores esta vez tienen todo el derecho a manifestar malestar y desconcierto”.

Publicado por

S. Fernández

Periodista por vocación, fiel amante de las letras y la poesía. Las redes sociales y el buen cine, mis aliados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *