Wert, ese hombre

La última metedura de pata del Ministerio de Educación ha tenido que ver con las becas Erasmus que no son ni más ni menos que una subvención-ayuda estatal a todos los jóvenes españoles que deciden estudiar un año de su carrera universitaria en algún país de la comunidad europea con la que existan acuerdos universitarios.

El ministerio se equivocó gravemente al explicar en una nota, una vez comenzado el curso y con los jóvenes en los países y ciudades de destino, que las becas Erasmus se suprimían para decenas de miles de ellos, y que sólo podrían disfrutarlas aquellos que hubieran recibido una beca general el curso anterior.

Todo un despropósito evidente, que por lo visto en el Ministerio de Educación nadie fue capaz de imaginar su alcance. ¿Pero como es posible que con tantos asesores, un gabinete de comunicación y decenas de funcionarios en el ministerio nadie fuera capaz de ver que la medida era una bomba de relojería?

Sencillamente inexplicable cambiar las reglas del juego una vez comenzado el partido. Un error mayúsculo, que el ministerio, efectivamente, tardó horas en rectificar, con el apoyo incluso del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, una vez que todo el mundo -incluido el PP- mostró que estaba en contra. Sea como fuere, el Ministerio de Educación debería de cambiar inmediatamente a tanto asesor inútil, y un departamento de comunicación claramente ineficiente.

Este año las becas Erasmus se mantienen tal cual, es decir, con una ayuda de 105 € al mes por estudiante del gobierno central, otros 100 € de la Unión Europea y el resto hasta 300 € al mes de los ayuntamientos y las comunidades autónomas -la de la Rioja, por ejemplo, aseguró en Twiter que ellos cubrirían la no beca del estado en caso de que se aplicara la nueva normativa central tal y como estaba previsto-.

Pero la cuestión de fondo se mantiene viva. Desde 2011 (es decir con el Gobierno del presidente Zapatero), las denominadas becas Erasmus han visto reducido su presupuesto hasta los 16 millones de euros de los 62 millones de euros en el 2010. Un recorte de prácticamente del 70 %.

Bruselas considera que España no puede dedicar una partida de esta magnitud a subvencionar -independientemente de los recursos familiares- a todos los universitarios que decidan que quieren estudiar un año en el extranjero. Bruselas exige unos mínimos de renta para que los universitarios puedan acceder a esta subvención. Niveles de renta, en ningún caso de excelencia en el dossier académico de estudiante. Esto es lo que se proponen cambiar a partir de ahora Bruselas y el Gobierno de España. El año que viene nada será igual, porque solo gozarán de esa ayuda de 300 € al mes alumnos con las rentas más bajas y aquellos que hayan tenido una beca general del Ministerio de Educación en el año precedente.

La cuestión que se dirime, que está ahora mismo encima de la mesa, es si todos los estudiantes universitarios en España tienen derecho a que los contribuyentes subvencionemos ya no el 75 % de sus cursos universitarios, sino también hasta 300 € adicionales al mes para pagar parte de sus gastos mientras realizan un curso en el extranjero independientemente de la renta, e independientemente de su currículum. Esto es lo que todos los contribuyentes deberíamos empezar a valorar a partir de ahora, cuando se sabe que el año que viene la historia será muy distinta.

En España hay familias completas que sobreviven en una vergonzosa situación límite con la pobreza, con rentas de inserción social de 450 € al mes. En España hay pensiones no contributivas que no superan los 500 € al mes, de las que malviven familias completas. Hay hasta 300.000 abuelos que con sus pensiones mantienen a familias completas. Con esta situación real, ¿tenemos que hacer un esfuerzo extraordinario para dar una paga de 300 € al mes a un joven universitario, dando igual si su familia tiene o no recursos suficientes para hacer frente al gasto del año en el extranjero? ¿Es eso justo? ¿Es eso solidario, que reciban la misma subvención hijos de familias acomodadas que hijos de familias con pocos recursos?

Publicado por

P. García de la Granja

Madre de Maria y Pepe. Periodista de Mediaset España. Aterrizando en NYC. Liberal. Economía y finanzas. Opiniones personales. Corresponsal de Tele5.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *