Funeral

Una anciana revive durante su funeral

Peng Xiuhua puede afirmar con rotundidad qué es lo que se siente en el propio funeral y es que a esta mujer china de 101 años de edad le ocurrió un insólito incidente digno de ser narrado, según ha informado el diario news.xwh.cn.

Los hechos tuvieron lugar en Guangdong (Shanghai Daily). La mujer tuvo que guardar cama durante dos semanas por una dolencia y sus hijas, ambas de 70, años acudieron a su lecho para cuidar de ella pero al percatarse a la mañana siguiente que el cuerpo de su madre permanecía rígido y sin poder hallarle la respiración concluyeron que había muerto y comunicaron la trágica noticia a los amigos y familiares e iniciaron los preparatorios del velatorio.

Pero cuando los vecinos se acercaron para arreglarla antes de trasladarla al ataúd Xiuhua abrió los ojos dejando paralizados a todos los congregados.  No obstante, lejos de entristecerse la mujer se emocionó “Soy una mujer afortunada”, afirmó Xiuhua. “No solo pude ver a cuántas personas les importo, sino que también me desperté antes de que me llevaran al crematorio”. Al final todos los presentes decidieron disfrutar del banquete que se había preparado para el funeral.

Publicado por

S. Fernández

Periodista por vocación, fiel amante de las letras y la poesía. Las redes sociales y el buen cine, mis aliados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *