BNE escaleras

La digitalización de la BNE: Cervantes, Lorca o Unamuno en formato digital

La Biblioteca Nacional de España es, sin dudarlo, uno de los tesoros más importantes del patrimonio español. En sus salas y estanterías descansan obras de autores tan importantes como Lope de Vega, Calderón de la Barca o el propio Miguel de Cervantes, considerado uno de los grandes maestros de la literatura universal, por su reconocida novela de caballerías El ingenioso hidalgo Don Quijote de La Mancha. Este gran patrimonio cultural, que incluye manuscritos y ejemplares únicos en todo el mundo, no se puede consultar solo en la propia BNE, sino que más de 150.000 títulos están disponibles en la Hemeroteca Digital o la Biblioteca Digital Hispánica (BDH).

BNE escalerasEsto es gracias a un proceso de digitalización que la BNE está realizando con la colaboración de Telefónica, desde el pasado 2008. En todo este tiempo, se han digitalizado 25 millones de páginas – 30.000 diarias – de impresos, documentos escritos, fotografías, grabados… de dominio público, es decir, que son documentos sin derechos de autor. Todo este tesoro cultural se puede consultar desde cualquier parte del mundo, gracias a la tecnología y a los nuevos dispositivos de última generación; una herramienta imprescindible para los investigadores, que podrán acceder a los documentos sin tener que desplazarse hasta el edificio situado en la ciudad de Madrid. “No puedo estar físicamente en Madrid más de dos meses al año, para poder consultar sus amplios fondos directamente”, comenta Margaret Rich Greer, profesora de Estudios Españoles y Latinoamericanos y de Teatro de la Universidad Duke, “pero es raro el día que no recurro a la BDH para hacer una consulta «virtual»”. Como ella, más de 31.000 personas al mes consultan las obras de la BNE, desde más de 163 países. En todo este periodo, el número de descarga de archivos ha superado los 15 millones.

El proceso de digitalización ha completado su primera etapa, pero no se detiene. Y es que la BNE y la teleco española han renovado el compromiso de seguir abriendo al mundo el patrimonio literario de la BNE, por lo que seguirán con el proyecto. Este quedó ratificado, en la mañana de ayer, en un acto en el que participaron la directora de la BNE, Ana Santos Aramburo; y el director de Asuntos Público y Regulación de Telefónica, Carlos López Blanco. A partir de hoy mismo, se completará el catálogo de Clarín, Espronceda, José Zorilla y Rosalía de Castro; y se iniciará con la digitalización de otros muchos autores imprescindibles como Valle Inclán, Lorca, Ramiro de Maetzu, Pedro Muñoz Seca, Ramón y Cajal o Unamuno.

Publicado por

L. Pérez

Contador de historias, periodista y músico aficionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *