HABITACION IDCSALUD

La muerte súbita afecta a 800.000 personas cada año

La muerte súbita afecta a alrededor de 800.000 personas al año en el mundo occidental, causando más muertes que el SIDA, los tumores de mama y de pulmón y los accidentes cerebrovasculares (ictus) juntos. Estos datos contrastan con el hecho de que existe poca información al respecto.

De ello ha hablado Ramón Brugada, director del Centro de Genética Cardiovascular del Instituto de Investigación Biomédica de Girona (IDIBGI) y profesor de la Universidad de Girona. El doctor Brugada realizó una conferencia titulada La genética de la muerte súbita, enmarcada en el IX Ciclo Seminarios de Biomedicina, organizado por el Instituto de Investigación Sanitaria Fundación Jiménez Díaz, gestionada por idcsalud. Este ciclo forma parte de su compromiso con la investigación de primer nivel.

La concienciación es básica para incidir en la prevención de un evento cardiovascular muy asociado en los últimos años a los casos de fallecimientos de deportistas de alto nivel. Lo razona el doctor Brugada: “La muerte súbita no es causa del destino; hay que buscar una explicación”. Muchas veces la respuesta se encuentra en la genética, como lo demuestra un análisis realizado en la provincia de Gerona con muestras de sangre de los casos de muerte súbita en menores de 50 años sin causa aparente; un tercio de todos ellos tenía una base genética.

“Sabíamos que la genética podía ser una causa, porque muchas veces sufrían una muerte súbita varios miembros de una familia. En los últimos años se ha avanzado mucho en la comprensión de estos componentes genéticos”, añade el doctor Brugada. Tres son los puntos clave de los fallecimientos por muerte súbita: la obesidad, el tabaquismo y el sedentarismo.

Publicado por

S. Calderón

Periodista, amante de la comunicación, el marketing y el deporte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *