Coche alta gama

Un joven madrileño, cazado a 131 kilómetros por hora por la Castellana

Pese a los intentos del Gobierno por abogar por una conducción segura, hay muchos conductores que siguen yendo a la suya. El último en protagonizar una escena más propia de Fast and Furious que de la realidad, fue un joven madrileño que no se lo pensó dos veces a la hora de apretar el acelerador por el centro de Madrid y fue cazado a 131 kilómetros por hora por la Castellana.

El conductor, español y de 28 años, fue pillado por a esa velocidad por un radar móvil a la altura de la calle Ortega y Gasset. Contra todo pronóstico, el joven dio negativo en la prueba de alcoholemia por lo que fue imputado por un delito contra la seguridad vial. Habrá que esperar al próximo mes de mayo para conocer la pena que se le imputa, aunque se enfrenta a seis meses de cárcel y a la retirada del carnet de cuatro años.

Coche alta gamaEn Madrid se utilizan dos tipos de radares: los fijos y los portátiles, que pueden instalarse en vehículos o montarse directamente sobre la vía en un trípode. Los radares móviles se ubican en diferentes puntos de la ciudad según una programación en la que se tiene en cuanta cuáles son los lugares donde se registran las concentraciones de accidentes y como apoyo a controles conjuntos de alcoholemia.

Publicado por

M. Rozalen

Periodista adicta a la actualidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *