a1cb02c151a1b756644a1de3eb5998ad_large

Las faltas de ortografía tienen los días contados

Desde los primeros años de escuela, el propósito de nuestros mentores ha sido evitar esas molestas faltas de ortografía que adornan los dictados y deberes de los alumnos. Afortunadamente, este problema parece llegar a su fin. Los inventores alemanes Falk Wolsky y Daniel Kaesmacher han ideado la pluma Lernstift al comprobar las faltas de ortografía que cometían sus hijos al escribir.

Este novedoso invento se trata de un bolígrafo que vibra cuando detecta que la persona que lo está utilizando ha cometido un error ortográfico o cuando la letra es poco clara. Posee un software que es capaz de reconocer los movimientos de la mano y un sistema operativo Linux, además de un sensor capaz de reconocer la letra de quien escribe.

Este bolígrafo inteligente también tiene una aplicación que ayuda a los más descuidados en la escritura a mejorar su caligrafía, con el aliciente de que este invento no necesita ningún tipo de papel especial. El problema radica que sólo se encuentra disponible en alemán y en inglés, aunque se espera que pronto se adapte al castellano, aprovechando que esta lengua es de las más habladas en el planeta.

Wolsky y Kaesmacher han financiado este proyecto mediante la apertura de una cuenta en Kickstarter donde esperan recaudar el dinero suficiente para poder continuar desarrollando este proyecto. Aquellos usuarios que financien este corrector ortográfico podrán elegir entre pluma estilográfica, bolígrafo o lapicero. Se estima que su precio en el mercado puede rondar los 150 €.

 

Publicado por

A. Berlanga

Graduada en Periodismo por la Universidad Cardenal Herrera CEU

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *